viernes, 2 de agosto de 2013

LAS MONTAÑAS.


El joven Zhang caminaba tranquilamente cuando vio a un anciano parado mirando fijamente al horizonte. Curioso, Zhang le preguntó que observaba, el anciano le respondió que quería escalar la montaña que estaba delante de él.
Zhang pensó que quizás era el último reto de la vida del anciano y decidió ayudarlo a hacerlo.
Con gran dificultad, ambos empezaron a subir por la montaña, cada vez el camino se hacía más complicado, el anciano estaba cansado pero Zhang parecía más cansado aún.
La montaña era alta, llena de peligros y en cada paso podían sentir el riesgo de estar allí.
Después de varias horas de mucho sacrificio llegaron a la cima, muy cansados y hambrientos.
Mientras descansaban y comían, el joven notó que el anciano estaba otra vez con la mirada fija en el horizonte.
Le preguntó qué le ocurría, a lo que el anciano le respondió que quería escalar la montaña que estaba en frente a él.
Zhang, notablemente enojado le dijo: no es suficiente esta que hemos escalado, puede intentar si quiere pero no cuentes conmigo. Soy joven y no puedo más, y después qué? Querrá escalar otra montaña más?
El anciano sonrió y le contestó:
Al final de mi vida puedo seguir escalando montañas, tú en cambio te rindes en la primera. Los problemas son como las montañas, escalas una y aparecerán otras, más altas y difíciles de escalar.


Leyenda de China.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...