jueves, 25 de julio de 2013

ANORMALIDAD.


Existía un hombre muy rico que a pesar de tener mucho dinero tenía una naturaleza mezquina. No soportaba el hecho de gastar ni siquiera un centavo de su dinero.
Un hermoso día, el Maestro Ch`an Mo Hsin fue a visitarlo.
-El monje dijo: “Suponga que mi puño estuviera cerrado así para siempre, desde el nacimiento hasta la muerte, sin cambio; ¿cómo llamaría a esto?...”
-“Una anormalidad.”
-“Suponga que esta mano estuviera abierta así para siempre, desde el nacimiento hasta la muerte, sin cambio; ¿cómo llamaría a esto?...”
-“Eso también sería una anormalidad.”
-“Sólo es preciso que usted comprenda lo que acabamos de conversar, para que se convierta en una persona rica y feliz. 


Leyenda de Japón.

2 comentarios:

  1. A buen entendedor con pocas palabras vasta.....claro que no hay peor entendedor que el que no quiere entender y este rico avaricioso no está por la labor de comprender al monje.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sin dudas es así CHARO, aunque la metáfora sea muy clara, seguramente el avaro fingirá no entenderla. Muchas gracias, un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...