domingo, 5 de mayo de 2013

PROSPERIDAD.



Un hombre rico le pidió a un maestro de Zen que escribiera algo que pudiera alentar la prosperidad de su familia para los años a venir. Sería algo que la familia pudiera abrigar por generaciones.

En un gran pedazo de papel, el maestro escribió, “El padre muere, el hijo muere, el nieto muere”.

El hombre rico se enojó cuando vio el trabajo del maestro. “Le pedí que anotara algo que pudiera traer felicidad y prosperidad a mi familia. ¿Por qué me da algo tan deprimente?”.

“Si su hijo muriera antes que usted”, contestó el maestro, "traería una pena insoportable a su familia. Si su nieto muriera antes que su hijo, también traería un gran dolor. Si su familia, generación tras generación, desaparece en el orden que he descrito, será el curso natural de la vida. Esta es la verdadera felicidad y prosperidad”.


Cuento Zen.

4 comentarios:

  1. Ese orden que describe el sabio es el que debería de ser pero cuando se altera ese orden es una auténtica desgracia. El sabio tiene razón aunque el rico no lo comprenda debido a la prioridad que tiene por el dinero.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Así es CHARO, el sabio tiene toda la razón, la peor desgracia es la alteración del orden natural de la vida.
    Muchas gracias por comentar, un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Yolanda, saludos, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...