viernes, 26 de abril de 2013

SIN SENTIDO.



Un maestro zen, al saber que uno de sus discípulos no había comido nada en tres días, le preguntó las razones de aquel ayuno.

- Intento luchar contra mi yo —dijo el discípulo.

- Es una tarea difícil —dijo el maestro desaprobando con la cabeza—. Y todavía debe de serlo más con el estómago vacío.


Cuento Zen.

3 comentarios:

  1. Estoy del lado del maestro........si ya la vida es muy dificil, no la hagamos más todavía caramba que el ayuno nos nubla la vista y nos hace sentir muy mal.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por sus comentarios, es cierto, no vamos a aclarar nuestra mente con un simple ayuno. El Maestro Zen fue sabio.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...