martes, 30 de abril de 2013

LA ESTATUA CALMA.



En la antigua China, dos monjes caminaban por el patio del templo y se detuvieron a observar una estatua milenaria de Buda que era muy distinta a las demás que estaban en el templo.
La estatua de Buda era de madera fina, construida por un artesano respetado y mantenida por los monjes en un perfecto estado de conservación.

En la cara del Buda se reflejaba una paz absoluta, en un semblante tranquilo y casi humano.
Los dos monjes dialogaban sobre el estado aparente del Buda, uno de ellos aseguraba que esa era la paz perfecta, el otro respondía que era imposible alcanzarla de tal forma, ya que la estatua era un ser inerte, que un hombre no podía lograrlo jamás.
La discusión continuaba sin tener un punto en común, uno buscaba imitar la estatua, el otro sostenía que era imposible.

Fue entonces que el Maestro de ambos que caminaba por allí se acercó y los escuchó con atención, después de un rato les contestó, ambos tienen razón y están equivocados a la vez.

La respuesta fue la siguiente:
La estatua refleja la calma absoluta, el objetivo final de cada practicante del Budismo, pero no tiene corazón, sus sentimientos son inexistentes y estos son los que nos impiden la ansiada calma, pero no es imposible lograrla sino el Camino que emprendimos no tiene sentido.

Leyenda de China.

6 comentarios:

  1. Muchas gracias mef, un abrazo para ti también, Oz.

    ResponderEliminar
  2. La calma va unida a los sentimientos......y se puede lograr si se inicia el camino para hallarla.
    Claro que conozco a gente que parecen auténticas estatuas de marmol......todo apariencia pero sin fondo.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Así es CHARO, ser es diferente de parecer.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...