domingo, 7 de abril de 2013

INCONFORMISMO.



Un pobre hombre se encontró con un antiguo amigo en su camino. Este tenía un poder sobrenatural que le permitía hacer milagros. Como el hombre pobre se quejara de las dificultades de su vida, su amigo tocó con el dedo un ladrillo que de inmediato quedó transformado en oro. Se lo ofreció al pobre, pero éste encontró que eso era muy poco. El amigo tocó un león de piedra que se convirtió en un león de oro macizo y lo agregó al ladrillo de oro. El pobre hombre encontró que el regalo era aún insuficiente.
- ¿Qué más deseas pues? – le preguntó el hacedor de prodigios.
- ¡Quisiera tu dedo! – contestó el otro.


Leyenda de China.

3 comentarios:

  1. Que mala puede llegar a ser la ambición, hace desgraciada a la gente y no por mucho tener se es más feliz.........la felicidad se consigue disfrutando de lo que se tiene sin ambicionar nada más.Saludos

    ResponderEliminar
  2. CHARO, tus palabras resumen mi opinión, muchas gracias por compartirlas. Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. uuuff..no hace mucho me ha pasado en mis propias carnes...si pudieran ,hasta mi respiración quisieran .Saludos OZ.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...