domingo, 21 de abril de 2013

EL SABOR DEL MAR.



Se trataba de un hombre que nunca había tenido ocasión de ver el mar.

Vivía en un pueblo del interior de la India. Una idea se había instalado con fijeza en su mente: No podía morir sin ver el mar. Para ahorrar algún dinero y poder viajar hasta la costa, tomó otro trabajo además del suyo habitual. Ahorraba todo aquello que podía y suspiraba porque llegase el día de poder estar ante el mar.

Fueron años difíciles. Por fin, ahorró lo suficiente para hacer el viaje. Tomó un tren que le llevó hasta las cercanías del mar. Se sentía entusiasmado y gozoso. Llegó hasta la playa y observó el maravilloso espectáculo. ¡Qué olas tan mansas! ¡Qué espuma tan hermosa! ¡Qué agua tan bella! Se acercó hasta el agua, con un recipiente tomó un poco y se la llevó a los labios para degustarla. Entonces, muy desencantado y abatido, pensó: !Qué pena que pueda saber tan mal con lo hermosa que es!

Por ignorancia, cuando tus expectativas no son satisfechas, te desencantas. El ser liberado sólo espera aquello que ocurre.

Leyenda de India.

2 comentarios:

  1. No es bueno tener ideas preconcevidas, es mejor dejarse sorprender por todas las maravillas que nos ofrece la naturaleza y las personas.
    También puede verse desde otro punto de vista: esa persona que desde lejos la hemos idealizado y nos parece maravillosa,perfecta y luego trás conocerla nos damos cuenta de que tiene "cosas" que no habíamos imaginado y nos decepcionamos.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Así es, no es bueno adelantarse o encerrarse en una opinión antes de conocer algo, sean personas, lugares, etc. Esta es una muy buena leyenda aplicada a nuestras expectativas sean buenas o malas.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...