miércoles, 10 de abril de 2013

EL POLLO.



He aquí que un hombre entró en una pollería. Vio un pollo colgado y, dirigiéndose al pollero, le dijo:

–Buen hombre, tengo esta noche en casa una cena para unos amigos y necesito un pollo. ¿Cuánto pesa éste?

El pollero repuso:

–Dos kilos, señor.

El cliente meció ligeramente la cabeza en un gesto dubitativo y dijo:

–Éste no me vale entonces. Sin duda, necesito uno más grande.

Era el único pollo que quedaba en la tienda. El resto de los pollos se habían vendido. El pollero, empero, no estaba dispuesto a dejar pasar la ocasión. Cogió el pollo y se retiró a la trastienda, mientras iba explicando al cliente:

–No se preocupe, señor, enseguida le traeré un pollo mayor.

Permaneció unos segundos en la trastienda. Acto seguido apareció con el mismo pollo entre las manos, y dijo:

–Éste es mayor, señor. Espero que sea de su agrado.

–¿Cuánto pesa éste? -preguntó el cliente.

–Tres kilos -contestó el pollero sin dudarlo un instante. Y entonces el cliente dijo:

–Bueno, me quedo con los dos.


Leyenda de India.

4 comentarios:

  1. Vaya situación más complicada para el pollero.......y es que se coge antes a un mentiroso que a un cojo, la mentira no llega a ningún lado y puede hacer mucho daño.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un claro ejemplo de un mentiroso que quiere engañar a alguien pero es descubierto antes de concretar su engaño. Saludos, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Sí, de la mentira suele decirse que tiene las patas muy cortas, pero el pollero no sólo era mentiroso sino que estaba dominado por la avidez, y ya sabemos que la avaricia rompe el saco. Bonitas historias tienes por aquí. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias amiga, bienvenida al Blog.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...