lunes, 25 de marzo de 2013

EL CASTIGO DE LOS BUENOS.



Al borde de un camino que conducía a la aldea había una imagen de madera, colocada en un pequeño templo. Un caminante que se vio detenido por un foso lleno de agua, tomó la estatua del dios, la tendió de lado a lado y atravesó el foso sin mojarse. Un momento después pasó otro hombre por ahí y tuvo piedad del dios; lo levantó y volvió a colocarlo sobre su pedestal. Pero la estatua le reprochó el no haberle ofrendado incienso y en castigo le envió un violento dolor de cabeza.
El juez de los infiernos y los demonios que estaban en ese templo le preguntaron respetuosamente:
- Señor, el hombre que lo pisoteó para atravesar el foso no recibió castigo y en cambio al que lo levantó usted le proporcionó un fuerte dolor de cabeza. ¿Por qué?
- ¡Ah! Que no saben ustedes – contestó la divinidad –, ¡que hay castigo sólo para los buenos!

Leyenda de China.

5 comentarios:

  1. Entonces es que debo de ser buena porque a veces me duele la cabeza:-) Saludos

    ResponderEliminar
  2. jajaja, es posible. Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. OZ no lo entendí, buahhhhhhhhhhhh

    ResponderEliminar
  4. Me parece que hay mucho de cierto en esta historia, como dicen:
    "Justos pagan por pecadores".
    Me gusta tu blog, Oz.
    Un abrazo.
    Lesly León.

    ResponderEliminar
  5. - No creo que Dios quiera que lo adoremos como robots o que le tengamos miedo.
    Más bien considero que Dios prefiere que lo usemos como puente.
    - ¿De que sirve ser un creyente practicante de toda serie de ritos si uno no es capaz de inspirarse en la Grandeza de Dios para Vivir y "salvar distancias"?

    Gracias una vez más por la parábola, Oz, y por vuestras aportaciones.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...