jueves, 8 de noviembre de 2012

LA TAZA VACÍA.



Un famoso guerrero samurai visitó a un reconocido Maestro Zen. Al llegar le empezó a contar todos los títulos logrados, todos los maestros con los que había entrenado durante muchos años, etc.
Después de su larga presentación, le pidió al Maestro Zen que lo aceptara como alumno.
El Maestro le ofreció una taza de té.
Aparentemente distraído, sin dar muestras de preocupación, el Maestro no para de vertir el té en la taza del guerrero y se escurre por la mesa.
Consternado, el samurai le advierte que la taza está llena.
El Maestro Zen le responde con tranquilidad:
"Exactamente, usted ya viene con la taza llena, ¿cómo podría aprender algo conmigo?"
Ante el desconcierto del guerrero, el Maestro enfatizó:
"A menos que su taza esté vacía, no podrá aprender nada."


Cuento Zen.

4 comentarios:

  1. Me ha gustado recordar esta historia, ya la conocía pues estoy algo familiarizada con algunas disciplinas, no por mi, sino por mi marido! Gracias por recordarnos este bello relato, hay que estar dispuestos a aprender...SIEMPRE =D

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Oz!

    Uma grande e sabia lição!

    Obrigada pela sua visita, gostei bastante do seu blog.

    bjos e boa sorte

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los cuentos orientales pues todos nos hacen reflexionar así que pasaré por aquí.Gracias por tu visita a mi caja de sorpresas.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias amigos por sus comentarios, es un gusto contar con ustedes en mis blogs. Un gran abrazo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...