lunes, 28 de febrero de 2011

EL MIEDO A LA MUERTE.


Un monje portador de un documento de gran importancia que debía entregar en mano a su destinatario, se dirigía a la ciudad, para llegar a ella tenía que atravesar un puente, y sobre él se encontraba un samurai experto en el arte del sable que para probar su fuerza y demostrar su valentía había prometido provocar a duelo a los cien primeros hombres que atravesaran el puente.Había matado ya a noventa y nueve. El monje era el número cien.
El samurai le lanzó el desafío y el monje le suplicó que le dejara pasar, puesto que el documento que llevaba era de gran importacia. “Os prometo venir a batirme con vos cuando haya cumplido mi misión.” El samurai aceptó y el joven monje fue a entregar el documento.
Antes de volver al puente se presentó en casa de su maestro para decirle adiós. “Debo ir a batirme con un gran samurai; es un campeón de sable y yo no he tocado jamás un arma en mi vida. Va a matarme.”
“En efecto, le respondió su maestro, vas a morir. No tienes nada a tu favor, no has de temer ya la muerte. Mas voy a enseñarte la mejor manera de morir: blandirás tu sable por encima de tu cabeza, con los ojos cerrados, y esperaras. Cuando sientas un frío por encima del cráneo, será la muerte.
Únicamente en ese momento desplomarás los brazos. Es todo…” El joven monje saludó a su maestro y se encaminó al puente donde le esperaba el samurai. Éste le agradeció que fuera un hombre de honor y le rogó que se pusiera en guardia.
Comenzó el duelo. El monje, sosteniendo el sable con las dos manos, lo levantó por encima de su cabeza y esperó sin moverse un ápice. Esta actitud sorprendió al samurai, ya que la posición de su adeversario no reflejaba ni miedo ni desconfianza. Receloso, el samurai avanzó cautelosamente. Impasible, el monje estaba concentrado en la cúspide de su cráneo.
El samurai se dijo: “Con seguridad este hombre es muy fuerte; ha tenido el coraje de regresar para luchar conmigo; no es un simple aficionado.” El monje, absorto por completo, no prestaba ninguna atención a los movimientos de su adverasario. Éste comenzó a sentir miedo: “Sin duda alguna es un gran guerrero, sólo los maestros del sable toman desde el principio del combate una posición de ataque. Además cierra los ojos.”
El monje esperaba únicamente el momento en que sentiría un escalofrío por encima de su cabeza. El samurai estaba completamente desamparado, no se atrevía a atacar, seguro de ser despedazado al menor gesto. El monje había olvidado al samurai, atento únicamente a aplicar bien los consejos de su maestro, a morir dignamente. Los gritos del samurai le volvieron a la realidad: “No me matéis, tened piedad de mí. Creía ser maestro en el arte del sable; pero jamás había encontrado un hombre como vos. Os suplico que me aceptéis como discípulo, enseñadme la vía del sable.”


“Muere un poco todas las mañanas al despertar. Y ya no temeras morir.”
Taisen Deshimaru

domingo, 27 de febrero de 2011

FRASES DEL BUDISMO.


"La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana); la falta de reflexión, el camino hacia la muerte."



"Larga es la noche para el que yace despierto; larga es la milla para el que va cansado; larga es la vida para el necio que no conoce la verdadera ley.."



"Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas."


Buda.

sábado, 26 de febrero de 2011

EL MAESTRO Y EL TORO.


Cuenta la leyenda que existió un guerrero sabio una vez en Japón. Además de una técnica impecable, era muy fuerte espiritualmente.
El perfecto equilibrio entre estos dos factores lo convirtieron en invencible. Dado a su reputación de ser el mejor guerrero de todos, todo el mundo deseaba luchar contra él para poder apropiarse de su título.
Un día, un guerrero lo desafía frente a todo el pueblo. El maestro sabio no quería saber nada con otro desafío de novatos, y dado a su superioridad espiritual comprendía bien que el luchar no era la razón de su entrenamiento diario.
Así que el maestro le dijo, “estoy cansado de estos desafíos. ¿Por qué mejor no preparan a su mejor guerrero para que venciéndole, pueda quedar libre de una vez y por todas de todo desafío?”.
El retador aceptó. Lo retó a luchar contra un toro que tenía reputación de bravo y salvaje. “Un buen guerrero sabe pelear contra cualquier cosa”, fue su excusa.
El maestro sabio le aceptó el desafío pero con la condición de que le dieran un mes para prepararse (dado a la naturaleza de su adversario). El desafiante concedió ante la petición.
Todas las mañanas, el maestro sabio fue hasta donde dormía el toro vestido con su armadura roja. Repetidamente le golpeaba con su bokken (espada de madera pesada) hasta que el animal no podía soportar más el dolor y desmayaba. Así hizo todos los días durante un mes.
Al llegar el día de la pelea, el desafiante ya tenía al toro esperándole al maestro.
Todo el pueblo estaba ansioso por ver el resultado de este enfrentamiento.
Era algo inaudito, algo que nunca se había registrado previamente en la historia.
Aparece el maestro caminando lentamente hacia el toro con su bokken en la mano y su armadura roja ceñida a sus lomos. Al solo ver que se acercaba el hombre que le pegó duramente durante un mes entero hasta desmayar, el toro salió corriendo rápidamente en dirección contraria. El maestro sabio miró al desafiante y le dijo: “basta de desafíos”.

Leyenda de Japón.

viernes, 25 de febrero de 2011

EL MONJE ARTISTA.

Gessen era un monje artista. Lo llamaban “el monje avaro” ya que cobraba una gran suma y por adelantado.
En una oportunidad, una Geisha le pidió que la retratara. Él le preguntó cuánto estaba dispuesta a pagar por el retrato. Ella dijo “lo que sea necesario”. Gessen la pintó con una hermosa técnica y calidad de trabajo. La geisha quedó poco satisfecha ya que en su opinión, Gessen tenía el dinero en mente y eso corrompió su dibujo.
Lo que la gente no sabía, es que Gessen provenía de un pueblo pobre y había construido un granero allí. Decidió reparar el camino que llevaba al templo nacional ya que la gente que viajaba sobre él sufría al pasar por allí. También tuvo un maestro que falleció sin haber podido satisfacer su sueño de construir un templo. Gessen se lo construyó.
Una vez que logró terminar estos proyectos que tenía, se fue a vivir a las montañas y jamás volvió a pintar.

Muchas veces, al igual que la geisha, juzgamos las intenciones de los demás sin conocerlas.

Leyenda de Japón.

jueves, 24 de febrero de 2011

FRASES DE SUN TZU.



"La invencibilidad está en uno mismo, la vulnerabilidad en eladversario."



"Prever la victoria cuando cualquiera la puede conocer no constituyeverdadera destreza. Todo el mundo elogia la victoria ganada en batalla,pero esa victoria no es realmente tan buena."



"La gran sabiduría no es algo obvio, el mérito grande no se anuncia."



"Las reglas militares son cinco: medición, valoración, cálculo,comparación y victoria. El terreno da lugar a las mediciones, éstas dan lugara las valoraciones, las valoraciones a los cálculos, éstos a lascomparaciones, y las comparaciones dan lugar a las victorias."


Sun Tzu.

miércoles, 23 de febrero de 2011

LA SALVACIÓN. BUDA.



"Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos transitar el camino."


Buda.

LAS PESCADORAS.



Se trataba de un grupo de pescadoras. Después de concluida la faena, se pusieron en marcha hacia sus respectivas casas. El trayecto era largo y, cuando la noche comenzaba a caer, se desencadenó una violenta tormenta.
Llovía tan torrencialmente que era necesario guarecerse. Divisaron a lo lejos una casa y comenzaron a correr hacia ella. Llamaron a la puerta y les abrió una hospitalaria mujer que era la dueña de la casa y se dedicaba al cultivo y venta de flores. Al ver totalmente empapadas a las pescadoras, les ofreció una habitación para que tranquilamente pasaran allí la noche.
Era una amplia estancia donde había una gran cantidad de cestas con hermosas y muy variadas flores, dispuestas para ser vendidas al siguiente día.
Las pescadoras estaban agotadas y se pusieron a dormir. Sin embargo, no lograban conciliar el sueño y empezaron a quejarse del aroma de las flores: ¡Qué peste! No hay quien soporte este olor. Así no hay quien pueda dormir. Entonces una de ellas tuvo una idea y se la sugirió a sus compañeras:
–No hay quien aguante esta peste, amigas, y, si no ponemos remedio, no vamos a poder pegar un ojo. Coged las canastas de pescado y utilizadlas como almohada y así conseguiremos evitar este desagradable olor.
Las mujeres siguieron la sugerencia de su compañera. Tomaron las cestas malolientes de pescado y apoyaron las cabezas sobre ellas. Apenas había pasado un minuto y ya todas ellas dormían profundamente.

Por ignorancia y ausencia de entendimiento correcto, el ser humano se pierde en las apariencias y no percibe lo Real.

Leyenda de India.

martes, 22 de febrero de 2011

GANAR LA BATALLA (SUN TZU).


"Los que ganan todas las batallas no son realmente profesionales, los que consiguen que se rindan los ejércitos ajenos, sin luchar, son los mejores guerreros."

Sun Tzu.

lunes, 21 de febrero de 2011

SUN TZU.


"El orden y el desorden son una cuestión de organización, la valentía y la cobardía son una cuestión de ímpetu, la fuerza y la debilidad son una cuestión de formación de batalla."

Sun Tzu.

domingo, 20 de febrero de 2011

BUDISMO.


"Todas las cosas aparecen y desaparecen por la concurrencia de causas y condiciones.
Nada existe completamente solo; todo está en relación con todo lo demás."

Buda.

ENSEÑANZAS DE BUDA.


"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Si un hombre habla o actúa con un pensamiento maligno, el dolor lo persigue. Si un hombre habla o actúa con un pensamiento puro, la felicidad lo persigue, como una sombra que nunca lo deja."

Buda.

sábado, 19 de febrero de 2011

ENSEÑANZAS DE CONFUCIO.


“Nuestra mayor gloria no es jamás haber caído, sino levantarnos cada vez que lo hacemos.”


“Lo que el hombre superior busca en sí mismo, el hombre inferior lo busca en los demás.”

“Aprender sin pensar es trabajo perdido; pensar sin aprender es deplorable.”


“El hombre superior es modesto en su discurso, pero muestra su grandeza en las acciones.”
Confucio.

viernes, 18 de febrero de 2011

FRASES CÉLEBRES DE CONFUCIO.


“No importa qué tan lento vayas, con tal de que no te detengas.”


“Si un hombre no mira a la distancia, se contentará con lo que tiene a la mano.”


“Ir demasiado lejos es tan malo como ir demasiado cerca.”


“La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin Luna y sin estrellas.”


Confucio.

jueves, 17 de febrero de 2011

LA LUZ.


He aquí que un día la oscuridad se percató de que la luz cada vez le estaba robando mayor espacio y decidió entonces ponerle un pleito. Tiempo después, llegó el día marcado para el juicio. La luz se personó en la sala antes de que lo hiciera la oscuridad.
Llegaron los respectivos abogados y el juez. Transcurrió el tiempo, pero la oscuridad no se presentaba. Todos esperaron pacientemente, pero la oscuridad no aparecía. Finalmente, harto el juez y constatando que la parte demandante no acudía, falló a favor de la luz. ¿Qué había sucedido? ¿Cómo era posible que la oscuridad hubiera puesto un pleito y no se hubiera presentado? Nadie salía de su asombro, aunque la explicación era sencilla: la oscuridad estaba fuera de la sala, pero no se atrevió a entrar porque sabía que sería en el acto disipada por la luz.

La luz es conciencia y sabiduría, en tanto que la oscuridad es ofuscación y estrechez de miras. Si te estableces en la sabiduría, ¿hay lugar para la ofuscación?

Leyenda de India.

miércoles, 16 de febrero de 2011

EL MONJE GOLPEADO.


Al amanecer, un monje mendicante dejó el monasterio para ir a mendigar su alimento. Iba
tranquilamente caminando cuando vio que un terrateniente golpeaba cruelmente a uno de sus
sirvientes. El monje, lleno de compasión corrió hasta el terrateniente e intercedió por el que
estaba siendo tan severamente castigado. El terrateniente la emprendió entonces con el pacífico
monje y le propinó tal paliza que lo dejó medio muerto. Un par de horas después, otros monjes del monasterio lo hallaron en tan lamentable estado y lo condujeron prestos a su celda en el monasterio.
Uno de los monjes le estuvo curando las heridas con mucho cariño. Cuando el herido se reanimó, le dio leche y le preguntó:
–Hermano, ¿me conoces?
–Claro que te conozco, hermano -dijo con un hilo de voz el herido-.
Aquel que me golpeó, me está ahora cuidando y alimentando con leche.


Así es el carácter de unidad para un iluminado.


Leyenda de India.

martes, 15 de febrero de 2011

EL MONARCA Y EL MINISTRO.


Estaban amigablemente departiendo el monarca y uno de sus ministros. El ministro estaba muy
interesado por la evolución espiritual y practicaba asiduamente el mantra. Hablaban sobre el tema.
–¿Puedo yo elegir mi propio mantra y tendrá el mismo poder que tiene el que te ha entregado tu
mentor? -preguntó el monarca.
–No -aseveró el ministro-. El mantra que proporciona el gurú es más poderoso. –Sinceramente -declaró el rey-, no veo en absoluto ninguna razón para ello. Entonces el ministro se volvió hacia el jefe de a guardia y le ordenó:
–Detengan a su majestad.
El jefe de la guardia no hizo el menor caso de la orden; pero el monarca, indignado ante tal atrevimiento, ordenó:
–¡Detengan a este hombre y encarcélenlo!
El jefe de la guardia mandó a sus hombres prender al ministro. Iba a ser llevado a prisión, cuando
dijo:
–Señor, ¿os dais cuenta? Depende de quien proceda la orden.


El mantra que procura un ser evolucionado lleva parte de su energía espiritual.


Leyenda de India.

lunes, 14 de febrero de 2011

RENUNCIA.


Ésta es la historia de dos sadhus.
Uno de ellos había sido enormemente rico y, aun después de haber cortado con sus lazos familiares y sociales y renunciar a sus negocios, su familia cuidaba de él y disponía de varios criados para que le atendieran. El otro sadhu era muy pobre, vivía de la caridad pública y sólo era dueño de una escudilla y una piel de antílope sobre la que meditar. Con frecuencia, el sadhu pobre se jactaba de su pobreza y criticaba y ridiculizaba al sadhu rico. Solía hacer el siguiente comentario: Se ve que era demasiado viejo para seguir con los negocios de la familia y entonces se ha hecho renunciante, pero sin renunciar a todos sus lujos. El sadhu pobre no perdía ocasión para importunar al sadhu rico y mofarse de él. Se le acercaba y le decía: Mi renuncia sí que es valiosa y no la tuya, que en realidad no representa renuncia de ningún tipo, porque sigues llevando una vida cómoda y fácil. Un día, de repente, el sadhu rico, cuando el sadhu pobre le habló así, dijo tajantemente:
–Ahora mismo, tú y yo nos vamos de peregrinación a las fuentes del Ganges, como dos sadhus errantes.
El sadhu pobre se sorprendió, pero, a fin de poder mantener su imagen, tuvo que acceder a hacer una peregrinación que en verdad le apetecía muy poco. Ambos sadhus se pusieron en marcha. Unos momentos después, súbitamente, el sadhu pobre se detuvo y, alarmado, exclamó:
–¡Dios mío!, tengo que regresar rápidamente.
En su rostro se reflejaba la ansiedad.
–¿Por qué? -preguntó el sadhu rico.
–Porque he olvidado coger mi escudilla y mi piel de antílope.
Y entonces el sadhu rico le dijo:
–Te has burlado durante mucho tiempo de mis bienes materiales y ahora resulta que tú dependes mucho más de tu escudilla y tu piel que yo de todas mis posesiones.


El secreto está en no ser poseído por lo que se posee.


Leyenda de India.

domingo, 13 de febrero de 2011

EL DORMIDO Y EL EREMITA.


Era un pueblo de la India cerca de una ruta principal de comerciantes y viajeros. Acertaba a pasar mucha gente por la localidad. Pero el pueblo se había hecho célebre por un suceso insólito: había un hombre que llevaba ininterrumpidamente dormido más de un cuarto de siglo. Nadie conocía la razón. ¡Qué extraño suceso! La gente que pasaba por el pueblo siempre se detenía a contemplar al durmiente.

¿Pero a qué se debe este fenómeno?

-se preguntaban los visitantes-. En las cercanías de la localidad vivía un eremita. Era un hombre huraño, que pasaba el día en profunda contemplación y no quería ser molestado. Pero había adquirido fama de saber leer los pensamientos ajenos. El alcalde mismo fue a visitarlo y le rogó que fuera a ver al durmiente por si lograba saber la causa de tan largo y profundo sueño. El eremita era muy noble y, a pesar de su aparente adustez, se prestó a tratar de colaborar en el esclarecimiento del hecho. Fue al pueblo y se sentó junto al durmiente. Se concentró profundamente y empezó a conducir su mente hacia las regiones clarividentes de la conciencia. Introdujo su energía mental en el cerebro del durmiente y se conectó con él. Minutos después, el eremita volvía a su estado ordinario de conciencia. Todo el pueblo se había reunido para escucharlo. Con voz pausada, explicó:
–Amigos. He llegado, sí, hasta la concavidad central del cerebro de este hombre que lleva más de un cuarto de siglo durmiendo. También he penetrado en el tabernáculo de su corazón. He buscado la causa. Y, para vuestra satisfacción, debo deciros que la he hallado. Este hombre sueña de continuo que está despierto y, por tanto, no se propone despertar.


No seas como este hombre, dormido espiritualmente en tanto crees que estás despierto.


Leyenda de India.

viernes, 11 de febrero de 2011

LA VERDAD ES ¿LA VERDAD?


El rey había entrado en un estado de honda reflexión durante los últimos días. Estaba pensativo y ausente. Se hacía muchas preguntas, entre otras por qué los seres humanos no eran mejores. Sin poder resolver este último interrogante, pidió que trajeran a su presencia a un ermitaño que moraba en un bosque cercano y que llevaba años dedicado a la meditación, habiendo cobrado fama de sabio y ecuánime.

Sólo porque se lo exigieron, el eremita abandonó la inmensa paz del bosque. –Señor, ¿qué deseas de mí? -preguntó ante el meditabundo monarca.

–He oído hablar mucho de ti -dijo el rey-. Sé que apenas hablas, que no gustas de honores ni placeres, que no haces diferencia entre un trozo de oro y uno de arcilla, pero todos dicen que eres un sabio.

–La gente dice, señor -repuso indiferente el ermitaño.

–A propósito de la gente quiero preguntarte -dijo el monarca-. ¿Cómo lograr que la gente sea mejor?

–Puedo decirte, señor -repuso el ermitaño-, que las leyes por sí mismas no bastan, en absoluto, para hacer mejor a la gente. El ser humano tiene que cultivar ciertas actitudes y practicar ciertos métodos para alcanzar la verdad de orden superior y la clara comprensión. Esa verdad de orden superior tiene, desde luego, muy poco que ver con la verdad ordinaria.

El rey se quedó dubitativo. Luego reaccionó para replicar:

–De lo que no hay duda, ermitaño, es de que yo, al menos, puedo lograr que la gente diga la verdad; al menos puedo conseguir que sean veraces.

El eremita sonrió levemente, pero nada dijo. Guardó un noble silencio.

El rey decidió establecer un patíbulo en el puente que servía de acceso a la ciudad. Un escuadrón a las órdenes de un capitán revisaba a todo aquel que entraba a la ciudad. Se hizo público lo siguiente: Toda persona que quiera entrar en la ciudad será previamente interrogada. Si dice la verdad, podrá entrar. Si miente, será conducida al patíbulo y ahorcada.

Amanecía. El ermitaño, tras meditar toda la noche, se puso en marcha hacia la ciudad. Su amado bosque quedaba a sus espaldas. Caminaba con lentitud. Avanzó hacia el puente. El capitán se interpuso en su camino y le preguntó:

–¿Adónde vas?

–Voy camino de la horca para que podáis ahorcarme -repuso sereno el eremita. El capitán aseveró:

–No lo creo.

–Pues bien, capitán, si he mentido, ahórcame.

–Pero si te ahorcamos por haber mentido -repuso el capitán-, habremos convertido en cierto lo que has dicho y, en ese caso, no te habremos ahorcado por mentir, sino por decir la verdad.

–Así es -afirmó el ermitaño-.

Ahora usted sabe lo que es la verdad... ¡ Su verdad!


El aferramiento a los puntos de vista es una traba mental y un fuerte obstáculo en el viaje interior.


Leyenda de India.

jueves, 10 de febrero de 2011

LAS METAS DEL TAO.


"Tensa un arco hasta su límite y pronto se romperá;
Afila una espada al máximo y pronto estará mellada;
Amasa el mayor tesoro y pronto lo robarán;
Exige créditos y honores y pronto caerás;
Retirarse una vez la meta ha sido alcanzada es el camino de la Naturaleza. "

Tao.

miércoles, 9 de febrero de 2011

ANTIGUOS PROVERBIOS JAPONESES.

"El caballo viejo no olvida en camino."


"Con el viento la rama dura se rompe, la flexible resiste porque acompaña al viento."



"La resignación se parece al coraje como el fuego al acero."



"Las palabras sinceras ofenden los oídos."



Proverbios japoneses.

REFLEXIONES DE CONFUCIO.


"El silencio es un amigo que jamás traiciona."



"Los vicios vienen como los pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos."



"Aprende a vivir y sabrás morir bien."



"Estas tres señales distinguen al hombre superior: la virtud, que lo libra de la ansiedad; la sabiduría, que lo libra de la duda; y el valor, que lo libra del miedo."



Confucio.

martes, 8 de febrero de 2011

FRASES DE BUDA.


"La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo."



"Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí."



"Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo."



Buda.

LA FILOSOFÍA DE BRUCE LEE.


"El esfuerzo dentro de la mente limita además a la mente, porque el esfuerzo implica una lucha
hacia un fin, y cuando tú tienes un fin, un propósito, una meta a la vista, has puesto un límite
a la mente."



"Existirá la calma, la tranquilidad, cuando se está libre de objetos externos y no haya perturbación.
Estar tranquilo significa no tener ninguna ilusión o desilusión de la realidad."



"Pensar no es libertad, todos los pensamientos son parciales; nunca pueden ser totales. El pensamiento es la respuesta de la memoria y la memoria es siempre parcial, porque la memoria es el resultado de la experiencia. Así pues, el pensamiento es la reacción de una mente condicionada por lo empírico."


Bruce Lee.

lunes, 7 de febrero de 2011

BUDISMO.


"El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato."



"Duda de todo. Encuentra tu propia luz."



"El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional."



Buda.

KRISHNAMURTI.


"El temor, el miedo, el anhelo de seguridad, de protección, llevan al hombre a formar partidos políticos o agrupaciones religiosas, con las cuales se identifica… así las diferencias nacen, los antagonismos se desarrollan y las guerras continúan."


Krishnamurti.

domingo, 6 de febrero de 2011

REFLEXIONES DE LAO TSE.


“Quien no es feliz con poco, no lo será con mucho; quien no aprecia lo pequeño no podrá ser cuidadoso de lo grande; a quien lo suficiente no basta está al margen de la virtud, pues el cuerpo físico vive de un día para otro y si se le proporciona lo que realmente necesita, habrá tiempo todavía para la meditación, mientras que si se trata de darle cuanto desea, la tarea será inacabable."


“Si tú y yo discutimos y tú vences, ¿Será acaso verdadero lo tuyo y falso lo mío?”


"Saber que no se sabe, eso es humildad. Pensar que uno sabe lo que no sabe, eso es enfermedad."



Lao Tse.

FRASES DE CONFUCIO.


"Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros."



"Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes, deberá acomodarse a frecuentes cambios."



"La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos."



Confucio.

sábado, 5 de febrero de 2011

jueves, 3 de febrero de 2011

REFLEXIONES DEL BUDISMO.


"Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo".

“Del mismo modo que se custodia un pueblo fronterizo, guárdate a ti mismo, por dentro y por fuera. No dejes de vigilar ni un momento, si no quieres que la oscuridad te venza.”

“Disfruta vigilando, cuida tu propia mente, sácate a ti mismo del camino de la miseria, como se hace con el elefante que se ha metido en el barro.”

“El verdadero buscador no se identifica ni con el nombre ni con la forma, no se lamenta por lo que no tiene ni por lo que pudo haber sido.”

Buda.

miércoles, 2 de febrero de 2011

FRASE DE BUDA.


“Una mente irreflexiva es un pobre techo. La lluvia de la pasión inundará la casa. Pero al igual que la lluvia no puede atravesar un techo fuerte, tampoco las pasiones pueden penetrar en una mente ordenada.”

Buda.

PROVERBIO CHINO.


"Más fácil es defenderse de una lanza arrojada a plena vista que de una flecha disparada desde la sombra."
China.

martes, 1 de febrero de 2011

FRASES DE CONFUCIO.


"Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad."
"El que no es fiel y sincero con sus amigos, jamás gozará de la confianza de sus superiores."
"Mucho más excelente es la virtud del que permanece fiel a la práctica del bien,aunque el país se halle carente de leyes y sufra una deficiente administración."
"Si te enfadas, piensa en las consecuencias."
Confucio.

PERSEVERANCIA.


"Si te caes siete veces, levántate ocho."

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...