martes, 8 de junio de 2010

LA ELECCIÓN.

Se trataba de dos monjes que habían emprendido una peregrinación por los lugares más sagrados de China. El abad del monasterio había hecho llamar antes de la partida al monje más mayor y le había dicho:
—No dejes de dirigir la perspicacia mental de tu compañero cuando haya lugar para ello. Que no se limite a visitar lugares santos, porque si la mente no va despejándose, ¿de qué sirven todas las peregrinaciones del mundo? No hay lugar más santo que la comprensión de una mente clara y libre.
Los dos monjes caminaban diligentes de uno a otro lugar sacro. Visitaban monasterios, centros de peregrinación, santuarios y templos.
—Pero no hay peregrinación más importante que la que hacemos a la mente serena dentro de nosotros a través de la meditación —dijo el monje mayor.
El monje joven se encogió de hombros y sonrió con autosuficiencia. Era mucho más divertido peregrinar de aquí para allá que sentarse como un santurrón en meditación. El monje mayor meditaba todas las noches antes de disponerse a conciliar el sueño. El monje joven cedía a su pereza y se abstenía de meditar.
Pasaron las semanas. El monje mayor preguntó al joven:
—¿Qué tal está tu mente?
—¿A qué viene esa pregunta? —Replicó molesto el monje joven—. Mi mente está perfecta. La siento libre de toda alteración, equilibrada y atenta.
—Te felicito —repuso el monje mayor.
Atardecía. Reinaba un silencio perfecto. Los monjes se dispusieron a tomar el último alimento del día. Se sentaron y tomaron sus respectivas escudillas. Abrieron una especie de pequeña tartera que incluía dos piezas de alimento: una grande y una pequeña. El monje mayor alargó la mano y se apropió de la grande. Indignado, el monje joven dijo:
—¡Qué descaro! ¡Parece increíble! No has dudado un momento en coger el trozo grande.
—Así es —dijo apaciblemente el monje mayor.
—¡Es una vergüenza! —Exclamó en el colmo de la irritación el monje joven—. ¡Y encima no te disculpas!
—Cálmate —dijo el monje mayor—. Dime, ¿tú qué hubieras hecho?
—Te aseguro que yo hubiera tomado el trozo pequeño en lugar del grande.
—Entonces, mi buen amigo, ¿dónde está el problema? Ya lo tienes.

8 comentarios:

  1. Que forma tan bonita de comenzar el dia con esta reflexión....Tengo en proyecto para septiembre hacer la marcha Teresiana ( recorrido que hizo Santa Teresa de Medina del Campo a Alba de Tormes donde falleció).
    Es posible que el post lo copie en algun momento para mi blog para que lo compartan tambien mis seguidores en este camino que comienzo.
    Gracias de nuevo por visitar un dia mi blog y poder llegar hasta aquí.
    Un saludo http://365dias-libertad.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Me alegra Libertad gue te guste el post y espero que lo difundas entre tus seguidores y amigos en este camino que a mi me ha permitido conocer a gente increíble como tú que visitas el blog. En cuanto a tu proyecto creo que es muy noble y todo recorrido exige sacrificio, pero nada se compara con la sensación que experimentas al llegar a destino. Gracias por comentar, un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Estupenda reflexión,ya lo dice el refran,más sabe el diablo por viejo......
    Un besico

    ResponderEliminar
  4. Es verdad buda, los años traen sabiduría si son bien aprovechados.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  5. Estupenda la entrada y estupendo el blog entero. Está muy cuidado y además nos ayuda a reflexionar de una forma amena y sencilla, cosa nada fácil de conseguir. Os, te felicito por tu trabajo. Voy a incluirlo en el listado de mis "blogs amigos" para que te lleguen otras visitas, pues pienso que es muy recomendable.
    Enhorabuena por tu trabajo, de nuevo.
    Esther Ponce, terapeuta energético y maestra de Reiki de la escuela Reikiterapias.
    Web Reikiterapias:
    www.reikiterapias.com
    Blog Reikiterapias:
    http://rosadeindia.blogspot.com/
    Canal Reikiterapias en YouTube:
    http://www.youtube.com/user/Reikiterapias

    ResponderEliminar
  6. Oz, nobleza obliga, este blog esta muy bueno.
    Buenos textos y fotos bien seleccionadas.
    Como te respondi en mi blog, ayuda a sentirse acompañado en las cosas del espiritu.
    Namaste.
    Fernando

    ResponderEliminar
  7. Excelente cuento que nos recuerda la importancia de aquietar la mente y entender que todo está en nuestro interior.
    Gracias Oz!

    ResponderEliminar
  8. Gracias amigos, tantas palabras de aliento me incentivan y me ayudan a mejorar cada vez más, sobretodo cuando vienen de gente que tienen tanto en común conmigo.
    Por eso muchas gracias a Maestra de Reiki, Fernando Lozzia y María de los Angeles por sus comentarios. Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...