miércoles, 5 de mayo de 2010

FELICIDAD.

Huang un campesino del sur de China había nacido y trabajaba en el campo que había heredado de su padre. Vivía con su esposa y su pequeño hijo.
Huang deseaba lo mejor para su hijo y creía que lo mejor para él era ir al pueblo cercano a trabajar, no quería que su hijo pasara toda su vida en el campo, igual que él.
Huang se levantaba muy temprano y pasaba todo el día en las plantaciones de arroz, aún así debía soportar las frecuentes tormentas, vientos y heladas que en poco tiempo arrasaban con el trabajo de meses. Aún así, Huang no se rendía, llegaba a su modesta casa y se reconfortaba con el amor de su familia. Todo el trabajo y esfuerzo no rendía lo suficiente para llevar una buena vida, pero él era consciente de que debía continuar por su familia.
Cierto día mientras trabajaba en el campo, cerca de su casa; su hijo corrió hacia él. Huang estaba muy cansado y sin fuerzas, pero su hijo lo abrazó muy fuerte y le dijo al oído: -Cuando sea mayor quiero ser como tú.
Huang sorprendido preguntó: -¿Por qué?
Su hijo con una amplia sonrisa respondió:- Porque quiero ser feliz y hacer que mis hijos sientan lo mismo que yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...