lunes, 30 de noviembre de 2009

LOS PENSAMIENTOS DE LIN YUTANG

“La mitad de la belleza depende del paisaje y la otra mitad del hombre que la mira.”

“El hombre superior ama su alma, el hombre inferior ama su propiedad.”

“No hay condición tan baja que no tenga esperanza.”

“La sabiduría de vivir consiste en eliminar lo que no es indispensable.”

“Estoy enamorado de la vida y por estarlo desconfío profundamente del intelecto.”

“El destino del hombre está gobernado por sus acciones pasadas y presentes.”

“Bromear es una de las cosas amenas de la vida, pero cuesta muchos años de aprendizaje.”

jueves, 26 de noviembre de 2009

EL PINTOR

Es más fácil perseguir reflejos que confrontar los hechos. El siguiente cuento es muy significativo al respecto. Se trataba de un notable pintor que ejercía su arte para el príncipe de Chi. Un día éste le preguntó:
-¿Cuáles son para usted las cosas más difíciles de pintar? -Perros, caballos y cosas semejantes.
Entonces, el príncipe volvió a preguntar: -¿Y las más fáciles?
-¡Ah!—sonrió el pintor—, los fantasmas, monstruos y cosas similares.
Cuando el príncipe quiso saber la razón, explicó:
-¿Quién no conoce bien a los perros y a los caballos? No es fácil pintarlos con toda fidelidad. Pero los fantasmas y monstruos y cosas parecidas, como nadie los ha visto, son más fáciles de reflejar.

domingo, 22 de noviembre de 2009

LA RECOMENDACION.

A los setenta años, agotado e inactivo, el general pidió su dimisión al rey.
Bueno —dijo el monarca viendo su cabeza poblada de canas—, me parece muy bien que te retires a descansar. Pero el ejército no puede quedarse sin liderazgo. ¿Quién crees que es apto para llevar bien las tropas?
Creo que el señor Xie Hu es idóneo para ocupar mi cargo —dijo el viejo general sin vacilación. El rey se extrañó muchísimo:
—Si mal no recuerdo, este recomendado es tu enemigo personal. ¿No es cierto? ¿Por qué lo recomiendas?
—Majestad, me ha preguntado quién podía dirigir bien el ejército, pero no me ha preguntado quién es mi enemigo.
El rey aceptó su recomendación y nombró a Xie como comandante general del ejército. Sin embargo, el nuevo jefe militar falleció de una enfermedad fulminante poco después de ser nombrado. El rey volvió a preguntar al viejo quién podría desempeñar bien el cargo. El general retirado le contestó sin vacilación:
—Majestad, creo que Chi Wu podría hacerlo muy bien.
El monarca se extrañó otra vez.
—Pero ¿no es tu hijo este recomendado?
—Efectivamente, Majestad. Pero me ha preguntado quién podría desempeñar bien este trabajo, y no me ha preguntado quién es mi hijo.
El rey quedó profundamente admirado de la franqueza de su fiel súbdito. Hizo el nuevo nombramiento. Para gran satisfacción suya, confirmó más tarde que el hijo era efectivamente tan honrado y competente como su padre, quien había puesto en evidencia que poseía la gema más preciosa: la ecuanimidad.

viernes, 20 de noviembre de 2009

EL SABIO DE LA MONTAÑA

Todos los días temprano en la mañana los dos pescadores atravesaban la montaña para llegar al río. Cierto día decidieron cambiar el recorrido porque después de tantos años haciendo el mismo camino estaban aburridos de ver siempre lo mismo, los mismo árboles, los mismos pájaros, las mismas flores, hasta el viento parecía ser el mismo.
De todas formas tenían que atravesar la montaña pero lo hicieron por otro camino, llevaban un buen trecho cuando vieron un hombre sentado sobre una roca mirando al horizonte, pensando y ajeno a la presencia de ambos. Los pescadores pasaron por él, el hombre no movió ni un músculo y ellos siguieron su camino.
Después de un largo día de trabajo los pescadores regresaron por el mismo camino, allí seguía el hombre, en el mismo lugar.
Al otro día, nuevamente tomaron el mismo camino, el hombre estaba allí, ellos seguían su rutina, día tras día. Así pasaron los días, semanas y meses hasta que uno de los pescadores curioso le dijo al otro:
-Hoy voy a hablar con ese hombre, le voy a preguntar que hace todos los días sentado en la misma roca, sin hacer nada más que pensar.
El otro estaba de acuerdo, también sentía curiosidad.
Iban en el camino cuando vieron al hombre, el pescador se acercó y le dijo:
-Disculpa mi curiosidad buen hombre pero ¿Por qué estás aquí todos los días sobre esa roca sin hacer nada? ¿No te aburres de la misma rutina?
El hombre apartó su mirada del horizonte y observó al pescador con atención, después le contestó:
-Yo viajo todos los días a lugares distintos y conozco gente diferente.
El pescador impresionado preguntó: ¿Cómo?
A lo que el hombre respondió:
-Vengo a este lugar que no es el mismo todos los días, al igual que yo.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

FRASES DE CONFUCIO

“Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes.”


“No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación.”


“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.”


“Aprende a vivir y sabrás morir bien.”


“Un caballero se avergüenza de que sus palabras sean mejores que sus actos.”


“Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque esta sea un simple murmullo.”


“Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás.”


“El mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas.”


“Oír o leer sin reflexionar es una ocupación inútil.”


“Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso.”

lunes, 16 de noviembre de 2009

EL REGALO

En el Mar del Sur de China hay una hermosa isla llamada Hai Nan. Su clima subtropical y las abundantes lluvias han hecho de la isla un verdadero vergel. La exuberante flora permite el crecimiento de una numerosa población de serpientes y víboras. Los habitantes de la isla nunca se han quejado de la abundancia de reptiles venenosos, más bien se han alegrado de la providencia de la naturaleza, puesto que consideran a los reptiles como una verdadera delicia culinaria. En los buenos banquetes en la isla nunca pueden faltar algunas serpientes. El regalo más complaciente es un par de víboras, que saben mucho mejor que las serpientes. Cuando los habitantes de la isla salen de viaje, suelen llevar algunos reptiles secos, bien para el disfrute personal o para obsequiar a los amigos.
Una vez, dos comerciantes de la isla fueron por primera vez al norte de China. Llegaron una noche a un pueblo pequeño donde no había ni siquiera una posada, pero encontraron alojamiento en una casa campesina. Los recibieron con cordialidad, invitándolos a cenar lo mejor que se podía conseguir en esos paraderos. Después les proporcionaron la mejor habitación de la casa.
Al día siguiente, los agradecidos huéspedes se despidieron de los anfitriones. Sacaron del bolso una víbora seca para obsequiarlos. Esa gente del norte temía a los reptiles, por lo que la víbora, aunque ya muerta, les infundió un pánico tremendo. Pálido, el dueño de la casa retrocedió. Los invitados creían que no la aceptaban porque les parecía insignificante el regalo. Sacaron entonces la víbora real, un reptil cuatro veces más grueso, e intentaron dejársela en las manos del anfitrión. Éste se echó a correr, gritando:
-¡Váyanse, por favor! ¡Desagradecidos! ¡No nos maten con esos animales dañinos!

sábado, 14 de noviembre de 2009

PROVERBIOS DESDE CHINA

“Hay tres cosas que nunca vuelven atrás:
La palabra pronunciada
La flecha lanzada y
La oportunidad perdida.”


“Se puede dormir en la misma cama
sin tener los mismos sueños.”


“No hay que ser fuerte.
Hay que ser flexible.”


“Si caes siete veces,
Levántate ocho.”


“Pregunta lo que ignoras y pasarás por tonto cinco minutos,
No lo preguntes y serás tonto toda la vida.”


“Si eres honesto en tu negocio,
No llegarás a ser ni pobre ni rico.”


“Un sabio conoce a un ignorante porque él ha sido ignorante,
Pero un ignorante no puede juzgar a un sabio, porque él no lo ha sido
Nunca.”


“Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida.”

viernes, 13 de noviembre de 2009

LA MARCA INEFICAZ

Los seres humanos a menudo tenemos la visión mental tan distorsionada o perturbada como un hombre del reino de Chu que estaba cruzando un caudaloso río. Se servía para ello de una barca y llevaba consigo una espada. De repente, la barca se movió y la espada que el hombre portaba se precipitó al río.
—No hay que preocuparse —se dijo a sí mismo el hombre.
Hizo en el costado de la barca una marca, a fin de saber dónde había caído la espada. Y se dijo satisfecho:
—Ya tengo localizado el sitio donde ha caído la espada. Así podré hallarla luego fácilmente.
La barca llegó al embarcadero. Ante la sorpresa del barquero, el hombre, ni corto ni perezoso, se lanzó al agua y se sumergió en busca de su espada, justo debajo del punto que había marcado en el costado de la barca.
Transcurrieron las horas buscando afanosamente la espada. ¡Pero si él mismo había hecho la marca por donde justo cayó la espada! No podía explicárselo. Era de noche y seguía buscando anhelosamente su espada.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

PROVERBIOS JAPONESES

“La flecha que indica el camino y el sendero que conduce a la cumbre se llama acción.”

“Un simple roce de mangas es el inicio del amor.”

“La felicidad no crece en el huerto del envidioso.”

“Date un pellizco y conocerás el dolor del amigo.”

“Quien habla siembra, quien escucha cosecha.”

“Quien monta un tigre corre el riesgo de no poderse bajar nunca.”

“El clavo que sobresale, recibe un martillazo.”

“Cuando hay orden, hay muy poco que hacer.”

“Saber y actuar son uno y lo mismo.”

“Nada es imposible para una mente dispuesta.”

“No hay fin, sólo existe el camino, la evolución no se termina nunca, se transforma a la imagen del ser que la vive.”

“La vida es para una generación, un buen nombre, para siempre.”

“El pájaro que revolotee menos, permanecerá más tiempo en el vuelo.”

“Solo en medio de la actividad desearás vivir cien años.”

“Si no entras en la madriguera del tigre, no puedes tomar a sus cachorros.”

“Ganar primero, combatir después, lo que dicho en dos palabras es ganar antes.”

“El que desea sacar la espada es un principiante. El que puede sacar la espada es un experto. El que es la espada misma es un Maestro.”

lunes, 9 de noviembre de 2009

LA MENTE

De todo se ha dicho sobre la mente. Es amiga y enemiga, te ata o te libera, puede ser paraíso o infierno... Todos sabemos hasta qué punto nos puede perturbar. Y una mente indócil y mortificante era la que tenía un discípulo que seguía la vida espiritual, pero que no podía poner bajo control su indómito pensamiento. Tan desesperado estaba que fue hasta su maestro y, suplicante, dijo:
—Maestro, por favor, tranquiliza mi mente. No puedo más.
El maestro repuso:
—Toma tu mente y extiéndela ante mí.
—Pero es que cuando busco mi mente no la encuentro. Y el maestro concluyó:
—Lo ves. Ya la he tranquilizado.

domingo, 8 de noviembre de 2009

EL ADORADOR DEL DRAGON.

La gran afición del aristócrata chino Ye venía probablemente de su nacimiento. Según el Zodiaco chino, vino al mundo cuando reinaba el signo más fuerte de los doce animales que conforman el horóscopo chino. No sólo nació en el año del Dragón, sino, curiosamente, también con el ascendente de ese animal mitológico. Adoraba ese signo legendario como algo propio de su esencia existencial. Los techos de su residencia se remataban con dragones tallados. Todos los muebles de la casa estaban decorados con imágenes de ese animal omnipotente. Su fabulosa colección de figuras de dragón era indudablemente la mejor de todo el imperio. Y como si la profusa presencia del animal en su casa no fuera suficiente, adornó todas sus prendas con bordados o estampaciones de dragón, se casó con una mujer del mismo signo, doce años más joven que él, eligió la servidumbre únicamente entre las doncellas nacidas con el mismo signo de su preferencia. Dragón, dragón, todo en su vida era el dragón.
Cuando el rey Dragón, que vivía en el cielo, se enteró de su gran afición, conmovido y agradecido, descendió a la Tierra para visitarlo. Entró en el salón y lo encontró disfrutando de una preciosa pintura titulada “Nueve dragones entre nubes”. Pero cuando sintió la presencia de algo raro en su casa, por el vaho helado y magnético que exhalaba el animal todopoderoso, se puso pálido. Su terror creció desmesuradamente cuando vio de soslayo las escamas de un cuerpo ondulante y escarchado. Se desmayó bañado en sudor frío. El rey Dragón se desilusionó:
¡Con que sólo te gustaba la representación de mi especie! Cuando ves al dragón de verdad, te mueres de pánico.

viernes, 6 de noviembre de 2009

LA SABIDURIA DE CONFUCIO.

“El silencio es el único amigo que jamás traiciona.”

“Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad.”

“Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.”

“Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz.”

“Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.”

“La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas.”

“El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.”

“Sin no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?”

“Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona.”

“El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar, y practica lo que profesa.”

miércoles, 4 de noviembre de 2009

PROVERBIOS CHINOS

“Se puede dormir en la misma cama
sin tener los mismos sueños.”


“No hay que ser fuerte.
Hay que ser flexible.”


“Si caes siete veces,
Levántate ocho.”


“Pregunta lo que ignoras y pasarás por tonto cinco minutos,
No lo preguntes y serás tonto toda la vida.”


“Si eres honesto en tu negocio,
No llegarás a ser ni pobre ni rico.”


“Un sabio conoce a un ignorante porque él ha sido ignorante,
Pero un ignorante no puede juzgar a un sabio, porque él no lo ha sido
Nunca.”

domingo, 1 de noviembre de 2009

DEPENDE DE LA FORMA

El Emperador soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un Sabio para que interpretase su sueño.
-¡Es una desgracia Mi Señor! –Exclamó el Sabio-
-Cada diente caído representa la pérdida de un pariente suyo.
-¡Qué insolencia!- gritó el Emperador enfurecido -¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!
El Emperador llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos.
Más tarde ordenó que le trajesen a otro Sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escucharlo con atención le dijo:
¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que vivirás más que todos vuestros parientes.
Se iluminó el semblante del Emperador con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.
Cuando el Sabio salía del Palacio, uno de los guardias le dijo:
¡No es posible! La interpretación que habéis hecho del sueño es la misma que la que hizo el Sabio anterior. No entiendo porque al anterior le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.
El Sabio le contestó:
-Recuerda bien amigo mío, todo depende de la forma en el decir… uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse.
-De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra.
La verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, mas la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas.
La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado.

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...