sábado, 12 de diciembre de 2009

LOS DOS MONJES.

Dos monjes dejaron temporalmente el monasterio en el que habitaban para ir al pueblo a visitar a sus respectivas familias. Habían nacido en el mismo pueblo y decidieron viajar juntos. Uno era mayor que el otro y muy dado a estar reprendiendo, aleccionando e instruyendo a su paciente compañero.
Los dos monjes se pusieron en marcha. Iban caminando con celeridad cuando de súbito escucharon una voz pidiendo socorro. Se dirigieron prestos en busca de la persona que reclamaba angustiosamente auxilio y tuvieron ocasión de contemplar una hermosa joven que se estaba ahogando en el río. Sin dudarlo ni un momento, el monje joven se lanzó al agua, rescató a la bella joven y la dejó a salvo en la orilla del río.
Los monjes prosiguieron su viaje. Caminaban ahora en hermético silencio. Cuando habían transcurrido varias horas, el monje mayor despegó los labios para increpar al monje joven:
—¿Es que has olvidado nuestras reglas? Nos está estrictamente prohibido rozar a mujer alguna, ¡cuánto menos tomarla entre nuestros brazos!
El monje joven repuso:
—Aquella mujer necesitaba ayuda en un momento dado. Con toda naturalidad la tomé en mis brazos para ponerla a salvo y la dejé en tierra firme. Sin embargo, tú todavía la llevas encima.

3 comentarios:

  1. buenísimo, esa es la verdadera caridad y el verdadero amor puro, espiritual.
    ¿viste SABIDURÍA GARANTIZADA? es un film alemán del 2000, la directora es famosa. De dos hermanos berlineses que van a un templo en las afueras de Tokio. es bárbara
    saludos

    ResponderEliminar
  2. No la vi, pero te aseguro que la buscaré en dvd, seguramente debe ser muy buena.Después te comento que me pareció. Sin duda, esta leyenda es el fiel reflejo de dos seres humanos, uno que toma la decisión correcta, otro que siempre lamentará no haberla tomado.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. OZ
    claro, el ejemplo de ambos monjes me remite a la parábola de las dos hermanas
    MARIA Y MARTHA, JESÚS le dice a la laboriosa MARTHA: - MARTHA, MARTHA, te preocupas por pequeñeces, solo MARIA está atenta a mi.
    El monje que salvó a la mujer complía con la esencia de su religión, el otro, solo con el precepto formal y vacío


    OZ te va a encantar SABIDURÍA GARANTIZADA, alemana del año 2000

    gracias
    magù

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...