miércoles, 9 de diciembre de 2009

EL TIGRE Y EL ZORRO.

Un tigre hambriento consiguió atrapar un zorro y se dispuso a devorarlo. Disimulando su terror y sacando fuerzas de flaqueza, el zorro, en su intento por sobrevivir, dijo:
—¡Un momento! ¡Deténte! Te aseguro que yo soy el rey de los animales del bosque. Tal es el mandato del Dios Celestial que nadie puede desobedecer. A pesar de tu mucha fuerza, no podrás hacerme ningún daño, pues, si lo intentaras, serías severamente castigado por el Cielo.
—¡Vaya! —exclamó sorprendido el tigre—. Jamás había oído cosa semejante. ¿Cómo puedes demostrarme que efectivamente eres el rey de los animales del bosque por decreto del Dios Celestial?
—Nada es más fácil que eso —declaró el zorro, aparentando seguridad y arrogancia—. Ahora vamos a dar un paseo por el bosque. Tú sígueme a corta distancia y observa cómo todos los animales huyen de mí.
Componiendo la figura y pisando con firmeza, el zorro comenzó a caminar airosamente, seguido a corta distancia por el tigre. El felino se quedó totalmente perplejo cuando comprobó que los animales salían corriendo al paso del zorro, sin percatarse de que era del feroz tigre y no del inofensivo zorro del que huían.

3 comentarios:

  1. no por nada era el astuto zorro
    inteligentísimo
    ojalá pudiera yo aplicar ese ejemplo, esa fábula a mi vida cotidiana,
    buenísimo
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Es increíble todo lo que tenemos que aprender de los animales, más allá de las fábulas, no creer en nuestra superioridad como seres humanos. Me alegro que te gusten los posts, es un gusto escribir para ustedes.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, nos enseñan muchísimo
    gracias a vos
    saludos

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...