domingo, 11 de octubre de 2009

LA DIFERENCIA

Si no hay preguntas, no hay respuestas, reza el antiguo adagio. Pero, a menudo, el maestro responde de un modo inesperado para el discípulo, rompiendo así sus viejos patrones y esquemas.
Maestro y discípulo estaban reunidos. El discípulo estaba anhelante por obtener alguna instrucción muy especial, fuera de lo corriente, tal vez algún método secreto o alguna clave oculta. Pero los maestros de la tradición Chan no se pierden en abstracciones.
— ¿Qué es la verdad, maestro?
—La vida de cada día.
—En la vida de cada día —protestó desilusionado el discípulo— sólo se aprecia eso: la vida vulgar y corriente de cada día, pero la verdad no se ve por ningún lado.
—Ahí está la diferencia —replicó el maestro—, en que unos la ven y otros no.

2 comentarios:

  1. me gustaría comentar y preguntar sobre esta...
    (si no hay preguntas no hay respuestas, jj)

    Es que acaso las grandes verdades, no están en el mundo más amplio a nosotras, verdad? están en nuestro mundo cotidiano, en el hacer del día a día.
    La gran verdad no es algo ambiguo, no? Eres tú y tu consciencia sobre lo que haces.

    Pero precisamente el verlo o no, el saberlo o no, es lo que da sentido a la "gran verdad",...

    Ay,... estamos tan ávidas de grandes verdades que no podemos ni pararnos a escuchar las de nuestro interior.

    PD: uy, que dificil es comentar estos cuentos.
    Espero no ser ni muy obvia ni muy ambigüer.

    Gracias, están muy interesantes, y los entiendo a mi manera (como todo el mundo), pero para mí también, lo que más me puede gustar es comentarlas, y destacar lo que más te sugiere,... porque precisamente el pensamiento oriental no es concreto ni único, si no que es interpretativo, aplicable, personalizable, y a veces hasta aparentemente contradictorio.
    Es muy dificil que, siendo occidentales, pudiésemos entender la intención de lo oriental, porque nuestra lógica racional(basada desde hace tanto tiempo en la aristotélica) es justo lo contrario a la oriental.
    Aun así, ánimo. Que cada una se preocupe de buscar su propia lógica, aunque busque inspiración en los cuentos y parábolas del mundo entero.
    OYe, y luego que comparta, si quiere claro.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Jur, tu punto de vista sobre las diferencias entre oriente y occidente es el mismo que el mío. La diferencia está en la forma de pensar principalmente, pero no es la única. En oriente poseen una cultura milenaria, rica en filosofía y conocimientos que hoy convive con el mundo moderno, es valorizada, respetada y aplicada. En occidente, no pasa lo mismo.
    ¿Qué es la verdad? Quizá el simple uso de la conciencia cada día.
    Un gran saludo, Oz.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

EL ARTE DE VIVIR. (EN ESPAÑOL)

Desde aquí podrás descargar gratis y en español el interesante libro: El Arte de Vivir del gran pensador hindú, Jiddu Krishnamurti , en ...